Una pequeña historia de #necesitounproductor

Una pequeña historia de www.necesitounproductor.com

 
Este sello de consultoría personalizada y producción de encargo de proyectos audiovisuales lo llevaba fraguando varios años (en 2008 el desarrollo del film "Little Galicia" de Alber Ponte lo considero el primer cliente) y surgió de manera natural. Como productor, me llegaban propuestas, guiones y consultas de muchas formas, de forma paralela a mis verdaderas actividades, que son "currar" duro en ésto del audiovisual, en todos los frentes, desde la producción/realización de vídeos corporativos y publicitarios, trabajar de jefe de producción para otras empresas y la producción propia de proezas de distinto caché como "Shevernatze" o "Tchang".
 
Muchos de los que siempre me pedían consejo o me mandaban a bocajarro (y sin avisar) sus guiones o dossieres era los típicos colegas, pero también los "amigos de" y otros conocidos de tantos años de relaciones públicas y movimiento constante. Así que hubo un verano, el de 2011, en el que pensé y "parí" el nombre y llamé a mi pequeño gran núcleo duro de consejeros, para anunciarles la idea de poner orden a todo esto. Quería lanzar el servicio a través de un web que centralizase el "modelo" de consultoría, plasmase las tarifas y explicara las fases en las que podría materializar este interesante y necesario servicio a los clientes. 
Lo que consideré más difícil era "inocular" en el receptor la necesidad de remunerar los servicios de un productor como yo, que, para lo bueno y para lo malo, no ha podido vivir de solamente producir largos y cortos como otros, sino que tiene que meter en su apretada agenda cada cosa que hacer y, por tanto, monetizar el tiempo que empleo profesionalmente.
La consultoría que realizo, si se puede resumir, es una mezcla entre la realización de las labores de producción/desarrollo que se pacten, aportar ideas/fórmulas/opiniones, facilitar contactos de todo tipo (de mi agenda) y realizar la labor didáctica de todo lo que se hace y cómo se hace, para que el cliente sea más autosuficiente y sepa hacerlo en el futuro.
 
En otoño 2011 hice algunas sesiones "beta", en forma de intercambio, a unos pocos proyectos (que además me gustaban especialmente), para ir probando y calculando los tiempos que lleva cada fase, sobre todo en los casos de reuniones presenciales. Y en 2012 empecé a tener clientes "oficiales", sin haber creado la web aún (cosas de dudar si hacerla con un diseñador o tirar por una de plantillas gratuita, como al final fue, con una de Jimdo). Destaco siempre como ejemplo de "cliente perfecto" a Roberto Goñi (guionista y director), con su corto "El Hombre Equivocado", proyecto en el cual fui en 2012 Director de producción, Coordinador de Postproducción y Supervisor de Costes para presentar al ICAA. Roberto repitió para su siguiente obra, "Una Sola Noche" que fue enviada a la subvención del ICAA (gracias a que en 2013 volvieron las ayudas a proyecto de corto, en una sabia decisión ministerial).

En ese 2013 llegó la fase de despegue. Desde entonces han ido viniendo más clientes, algunos para consultas muy puntuales, otros con proyectos más sólidos y, con necesidades a medio plazo. Y puedo afirmar con orgullo que todos han quedado satisfechos. Creo que sobre todo han valorado la transparencia, sinceridad y energía con la que enfoco todos los proyectos, los propios y los encargos.
 
Para promocionar el sello (sin gastar un euro en publicidad, of course), he creado el hastag #necesitounproductor y lo voy incorporando en muchas de mis publicaciones en redes sociales. He tenido un par de prescriptores directos, como Sergio Barrejón o Pepe Jordana, que no dudan en recomendarme, a los que se están sumando otros fans. También he hecho un cuidado trabajo de SEO para que la página (que tengo redireccionada desde el dominio www.necesitounproductor.com) ya esté bien posicionada en Google. A este respecto y como anécdota, me han llegado a escribir desde Costa Rica, pero este potencial cliente realmente necesitaba otra cosa para "hacer de su vida una película" (sic).  
Con otros clientes perfectos, como Jaime Vaca, con su película titulada "Mi Lluvia Tóxica", pacté un fee mensual y estuvimos haciendo, codo con codo, todas las acciones a nuestro alcance para buscar la financiación, incluyendo el difícil, pero no imposible intento de muchos productores actuales: convencer a inversores privados a través de los incentivos fiscales y fórmulas que permite la Ley de Cine. Ese proyecto no ha salido, pero al menos se intentó.

También estoy muy contento con todas las pequeñas consultas, sesiones (sobre todo por Skype) y nuevos proyectos que llegaron después. También siguen llegado emails un tanto surrealistas (pero me reafirman que quien busca, me encuentra). En 2015, mi momento cumbre ha sido el de la mejora y supervisión de proyectos para las ayudas del ICAA, donde llegaron a confluir 6 films diferentes en el mismo mes. En este año, como novedad promocional, realizaré una jornada de puertas abiertas en Madrid para que más gente me conozca, ahora que la consultoría y producción de encargo está siendo casi la principal fuente de ingresos que tengo.
 
Sé que llegarán más encargos y los realizaré esté donde esté (como me pasa ahora teniendo la base de operaciones en Rabat), convencido que muchos cineastas y creativos necesitan un productor (y a otros profesionales con los que voy tejiendo una red de colaboraciones muy sólida). Personas con capacidad de "conseguir imposibles" desde una "relación profesional posible". 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Consultoría/Producción de encargo 

Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Mapa del sitio
Todos los derechos reservados - Hugo Serra 2012